Mercancías

Actualmente, la industria naviera no solo está apostando por buques de cada vez mayores dimensiones y, consecuentemente, con más capacidad de carga, sino que también se están centrando esfuerzos en la construcción de barcos que sean más amigables con el ambiente, pues se sabe que el transporte marítimo es una fuente importante de contaminación ambiental.

El transporte internacional de mercancías peligrosas es un tema delicado para cualquier país, ya que se trata de productos que podrían amenazar con causar daños no solo a la salud y seguridad de sus habitantes sino también a la de la flora y fauna del mismo.